El general Stammer, jefe del Comando Sur, llega a Colombia

Política Internac.

Mark Stammer, comandante del Ejército Sur de USA, visita Colombia con el objetivo, según las autoridades de Bogotá, “de revisar temas fronterizos, entrevistarse con la conducción militar y fortalecer” lazos.

Por Urgente 24

De acuerdo a Radio Caracol, el general Mark Stammer, llegando a Colombia, es el encargado de afianzar la cooperación con países aliados y de desarrollar estrategias en la región contra las amenazas.

Stammer ingresó en 1982 al U.S. Army, y fue oficial en el arma de caballería: 1er. y 5to. de Caballería, en 1985 realizó estudios universitarios en University of Houston (Texas), acerca Justicia Criminal y también Educación de Adultos. También se especializó en Estrategia y Política de Seguridad Nacional en la Escuela Naval de Guerra. Pero cuando egregó fue al arma de Infantería, incluyendo la Compañía Alfa, la 503 (Airborne) y la Task Force Rock en Zabol, Afganistan. También estuvo al frente la 82 y la Task Force 1/82 en Al Anbar, Irak, entre otros destinos, hasta comandante general de fuerzas combinadas en el Cuerno de Africa, con sede en Djibouti, África.

Desde el año 2000, Colombia recibe asistencia del gobierno estadounidense para la lucha contra el narcotráfico y contra el terrorismo.

En el marco del “Plan Colombia”, USA envió a Colombia, entre 2000 y 2009, más de US$ 6.000 millones.

Por leyes estadounidenses, el número de empleados del Departamento de Defensa en Colombia no puede exceder 800, mientras la cifra de contratistas militares sólo puede alcanzar los 600.

Por eso sorprendió el consejero de seguridad nacional John Bolton intentando instalar que Donald Trump querría 5.000 soldados en la frontera con Venezuela.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, calificó como rutinaria la visita del general Stammer, jefe del Ejército Sur, que integra el Comando Sur y presta colaboración a 31 países de Centroamérica y Sudamérica, así como naciones del Caribe.

“Colombia tiene una relación recíproca con el gobierno de los Estados Unidos y con sus fuerzas militares. En este tipo de visitas se mira la interdicción de los cargamentos de droga y cómo va la erradicación de los cultivos ilícitos”, detalló Botero.

La agenda que cumplirá el oficial estadounidense no fue informada pero se sabe que sostendrá una reunión con el general Nicacio Martínez, comandante del Ejército, y con el general Luis Navarro, comandante de las Fuerzas Militares.

Botero explicó que Colombia cuenta con 447.000 efectivos, “una fuerza pública acorde a nuestras necesidades”.

Pero al ser consultado por la posibilidad del ingreso de tropas extranjeras en el país dijo que el canciller Carlos Holmes Trujillo es el vocero y que no le ha consultado al Ministerio de Defensa.

“Yo no lo consulto a él ni él me consulta a mí. Trabajamos articuladamente, pero eso no quiere decir que haya consultas”, enfatizó Botero.

Pero el colombiano más influyente en el actual gobierno, el senador Álvaro Uribe Vélez, ex Presidente, escribió en Twitter: “Colombia no necesita soldados norteamericanos, pero es muy importante el apoyo logístico de los Estados Unidos para enfrentar la amenaza narcoterrorista”.

El excandidato presidencial, Gustavo Petro, en cambio, asumió como probables las especulaciones sobre el envío de tropas estadounidenses a Colombia: “si el presidente de Colombia está en secreto ayudando a una invasión de los EE. UU. sobre Venezuela, donde viven millones de colombianos que quedarían expuestos a perder sus vidas y bienes, entonces tenemos un Presidente al que no le importa la vida de sus connacionales”.

Petro, además, planteó que “para Duque la independencia de Colombia no se debe al venezolano (Simón Bolívar) sino a los padres fundadores de los Estados Unidos”.

Venezuela es tema en las relaciones del presidente Iván Duque desde su visita a USA, cuando era presidenciable, en julio 2018. Durante aquel periplo le pidió al titular de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, “eliminar la Unasur y redoblar los esfuerzos que se vienen haciendo para cerrarle espacios al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela”, según los recortes de prensa en aquel momento.

“Al secretario le expresé mi deseo de fortalecer el sistema interamericano y tenemos que avanzar en eso invitando al retiro de nuestros países de Unasur, una organización que se ha convertido en cómplice de la dictadura venezolana. Lo que hay que hacer es fortalecer a la OEA y a su Carta Democrática como instrumento regional para la promoción de la democracia”, dijo Duque en una rueda de prensa conjunta con Almagro tras concluir su reunión.

Duque, además, dijo que respaldaría el informe realizado por un grupo de expertos de la OEA que recomendó llevar el caso de Venezuela ante la Corte Penal Internacional y que trabajará por conseguir que otros estados se sumen a ese respaldo.

“La región –afirmó aquel día Duque– debe unirse para rechazar la dictadura de Venezuela y usar todos los mecanismos diplomáticos a su disposición. Yo ya denuncié a Maduro –ante la Corte Penal Internacional (CPI)– y ahora lo que debemos buscar es que otros estados respalden esas denuncias y pedir que la corte acelere sus investigaciones, para determinar si Maduro y o más personas de su régimen son responsables de graves crímenes contra los derechos humanos”.

Deja un comentario