Una pareja está grave por “sustancia desconocida” cerca de donde fue envenenado el exespía

Inteligencia Política Internac.

Según el relato de un amigo, Dawn Sturgess y Charlie Rowley habían estado paseando el viernes por sitios asociados al caso del envenenamiento del exespía ruso, Sérgei Skripal, y su hija. El domingo a la mañana comenzaron a sentirse mal. Están hospitalizados en situación grave tras haber estado expuestos a una “sustancia desconocida”. Sucede en Amesbury, a 8 kilómetros de Salisbury, donde habían sido hallados inconscientes los Skripal.

Por Urgente 24
Foto_ Yui Mok/PATheGuardian

Una pareja -un hombre y una mujer de alrededor de 40 años- se encuentran en una situación crítica, tras haber estado expuestos a una “sustancia desconocida”, declararon oficiales británicos, según AFP, el miércoles 4/7.

Sucede en la mima ciudad británica donde el exespía ruso, Sergéi Kripal, y su hija, Yulia, fueron envenenados mediante un agente nervioso este año.

La policía antiterrorista, que lideró la investigación al envenenamiento de los Skripal -por el que el Gobierno británico acusó a Moscú, que negó la acusación-, dijo que estaba asistiendo a la policía local en la investigación.

Mientras tanto, los científicos en el laboratorio de la Defensa británica, en Porton Down, están llevando a cabo pruebas para intentar establecer si hay conexión entre los 2 incidentes, reportaron medios británicos.

Las víctimas, Dawn Sturgess y Charlie Rowley, fueron encontradas en estado inconsciente en una propiedad de Amesbury, a 8 kilómetros de Salisbury, donde en su momento habían sido hallados inconscientes Sérgay y Yulia Skripal, explica el diario The Guardian.

Inicialmente se creía que habían tenido una sobredosis, pero sus síntomas despertaron alarmas entre los médicos y la policía de Wiltshire, lo que los llevó a sospechar de un posible agente nervioso.

Sturgess y Rowley se encuentran en un hospital del distrito de Salisbury, explicó la policía de Wiltshire.

Se cree que la pareja son ciudadanos británicos, y que es poco probable hayan sido el objetivo de un ataque dirigido.

El portavoz del Gobierno de Theresa May, sin embargo, dijo que el incidente estaba “siento tratado con la mayor seriedad”. Oficiales de Seguridad del Gobierno británico tuvieron ya una reunión de emergencia para discutir sobre el tema.

Sam Hobson, de 29 años y amigo de la pareja, dijo que creía que habían sido víctimas de un agente nervioso, explica The Guardian.

Ambos vivían juntos desde hacía algunos meses, relató, y ninguno de ellos trabajaba.

Según describió, el domingo a la mañana, Sturgess comenzó a sentirse mal y fue llevada al hospital. Más tarde, esa misma mañana, Rowley también comenzó a sentirse mal.

Ambos estaban hospitalizados y aislados.

Un dato clave que aportó Hobson es que la pareja había estado en la tarde del viernes en sitios asociados al caso Skirpal.

Una buena cantidad de las áreas frecuentadas por la pareja antes de comenzar a sentirse mal fueron acordonadas.

Hobson fue a la casa de Rowley, en la calle Muggleton, el domingo a la mañana. Sturgess, quien vive en Salisbury, había pasado la noche allí.

“Vi muchas ambulancias allí y se llevaron a Sturgess en una camilla. Necesitaba ayuda para respirar”, dijo Hobson.

Rowley le dijo entre lágrimas que debían hacerle un escaneo cerebral.

Luego de eso, Hobson y Rowley se fueron a la farmacia Boots en Amesbury y a un asado de cerdo en una iglesia baptista local.

Luego regresaron a la casa de Rowley, iban a dirigirse al hospital cuando el hombre comenzó a sudar y presentar síntomas muy extraños. Hobson llamó a la ambulancia.

La policía, en otro relato, dijo que el hombre y la mujer habían sido hallados inconscientes en la dirección de la calle Muggleton en la tarde del domingo, y que se creyó inicialmente que se trataba de un episodio con drogas, pero que luego se llevaron a cabo más pruebas.

Deja un comentario