El Irízar rescató a cinco científicos norteamericanos

Fuerzas Armadas Argentinas Política

El buque recibió el pedido de ayuda de una nave de EE.UU., que no podía romper el hielo.

Desde el Ministerio de Defensa a cargo de Oscar Aguad, se informó ayer que el Rompehielos Almirante Irizar prestó asistencia en el Programa Antártico de los Estados Unidos. Precisaron que el buque apoyó los trabajos de las fuerzas norteamericanas para retirar un campamento científico en la Isla Joinville, en el Mar de Weddell.

Y es que debido a la notable presencia de hielo en la zona, el navío estadounidense Laurence M. Gould no pudo cumplir por sí solo con la misión y solicitó ayuda al Estado argentino.

El Almirante Irízar estaba operando en la Base Carlini, en el N-O de la Península Antártica, cuando la Dirección Nacional del Antártico recibió el pedido de asistencia. En este marco, el buque partió hacia el Este para efectuar la operación, en coordinación con el personal a bordo de la embarcación norteamericana y lograron retirar el campamento completo de 5 científicos con su carga.

Las autoridades estadounidenses celebraron el ejemplo del espíritu de colaboración entre las naciones del Tratado Antártico. “El Programa Antártico de los Estados Unidos expresa su gratitud a sus colegas argentinos por su disposición a ayudar”, agradecieron a través del comunicado en el que agregaban que el equipo de científicos contaba con una semana de suministros, un campamento seguro y comunicación permanente con el mundo exterior, y que el Almirante Irízar estaba equipado con helicópteros que podrían llegar al campamento independientemente de las condiciones del hielo.
El rompehielos argentino volvió a cumplir funciones en diciembre pasado tras haber pasado una década inoperativo a raíz de un incendio que sufrió en abril del 2007.

Las tareas de reparación y modernización del buque fueron realizadas en el astillero Tandanor de Buenos Aires. Según un comunicado del Ministerio de Defensa, el Irízar “incorporó tecnología de última generación, duplicó su capacidad de transporte de gas oil antártico (GOA) e incrementó en un 600 por ciento la cantidad de espacio dedicado específicamente a la investigación científica”.

El navío es actualmente la insignia de la Campaña Antártica de Verano 2017-2018 de la Argentina, la cual comenzó el pasado 18 de diciembre y se extenderá durante 120 días bajo la coordinación y responsabilidad del Comando Operacional de las Fuerzas Armadas.

El Irízar fue reparado con un costo aproximado de 284 millones de dólares, incluidos los millones de dólares destinados al alquiler de buques polares extranjeros en las sucesivas campañas antárticas.

Durante los diez años transcurridos desde el incendio pasaron cinco ministros de Defensa: Nilda Garré, Arturo Pu, Agustín Rossi, Julio Martínez y Oscar Aguad, quien está a cargo desde julio de este año y que puso en operaciones a la nave.

https://www.elancasti.com.ar

Deja un comentario