El Gobierno quiere tratar en marzo el proyecto de reforma del Código Penal

Política

Así lo señaló Mariano Borinsky, el titular de la comisión a cargo de la elaboración del anteproyecto. El camarista señaló que en febrero comienza la última etapa de trabajo. La nueva legislación prohibirá que presos con delitos graves accedan a la libertad condicional

El Gobierno prevé enviar al Congreso nacional el proyecto de reforma del Código Penal luego del inicio del período ordinario de sesiones, en marzo próximo, a partir de la iniciativa que elabore la comisión ideada para tal fin, la cual en febrero arrancará con la última etapa de su trabajo.

El camarista de Casación Penal y titular de la comisión de Reforma del Código Penal, Mariano Borinsky, aseguró ayer que las modificaciones sobre las que trabajan no apuntan a “una ideología” sino a generar un cuerpo normativo “ágil, moderno y posible”, que permita a su vez “disminuir los márgenes de discrecionalidad judicial, estableciendo específicamente cuestiones en el Código Penal”.

“No es un Código de una ideología sino uno posible, ágil y esperamos que sea por cien años más. Entendemos que va a sentar las bases en la Justicia, y partimos de la Constitución y del poder punitivo del Estado”, señaló Borinsky.

Al ser consultado sobre uno de los aspectos más controvertidos de la reforma, como lo es la aplicación de la libertad condicional, indicó que “lo que se pretende es que se logre una aplicación efectiva de la Ley Penal”. Y agregó que se busca “disminuir los márgenes de discrecionalidad judicial, estableciendo específicamente las distintas cuestiones en el Código”.

La comisión encabezada por Borinsky, que fue creada por el Presidente Mauricio Macri en febrero del año pasado, retomará el trabajo de redacción del anteproyecto de ley el 8 de febrero próximo, con la intención de remitir la propuesta al Ministerio de Justicia en marzo, para su posterior envío por parte del Poder Ejecutivo al Congreso Nacional.

El camarista explicó que la instrumentación de un nuevo Código Penal servirá para “darle a la sociedad un nuevo contrato social que contemple las nuevas modalidades delictivas”. Además, aclaró que el contenido del texto abarcará “no solo a las personas físicas, sino también a las personas jurídicas y empresas”.

Para ello, los miembros de la comisión analizaron la jurisprudencia y las leyes en otros países de América Latina y de Europa.

La lupa, sobre los beneficios excarcelatorios

Sobre el tema de la prohibición de la libertad condicional en delitos graves, Borinsky explicó que “se está haciendo una reformulación del artículo 14, teniendo en cuenta jurisprudencia de la Corte y de tratados internacionales suscriptos por la Argentina”.

www.diariohoy.net

Deja un comentario