Plata que de tan oscura no se ve: Alerta a Vidal por las “cajas” de la Bonaerense

Fuerzas de Seguridad Política

Más allá de las reformas que aplica la gobernación bonaerense, la recolección de dinero espurio por parte de ciertos comisarios y jefes departamentales continuaría. También se señala que la ruta llega hasta sectores políticos enquistados en dependencias del Poder Ejecutivo provincial.

Por Urgente24

¿Cuántos jefes de la Bonaerense aún se benefician de ese dinero sucio? Y, principalmente, ¿dónde termina la ruta del dinero que, dicen, aún alcanza a la política? Desafíos que la gestión Vidal no debe desatender.

Hasta julio y desde que comenzó el mandato de María Eugenia Vidal, unos 1.600 efectivos de la Policía Bonaerense fueron removidos de sus cargos por estar vinculados a maniobras de corrupción.

Uno de los casos emblemáticos de la purga, que el ministro Cristian Ritondo prefiere llamar “reforma”, es el de la aparición de 36 sobres con más de $150 mil en la Departamental de La Plata.

Por el hecho, se instruye una causa penal que determinó que ese monto estaba destinado a 4 jefes policiales, hoy imputados y desfactados de la fuerza.

Se trata de un caso testigo de las denominadas “cajas de la Bonaerense”: dinero sucio producto de coimas y contribuciones forzosas por parte de los efectivos que realizan adicionales.

Si bien ese dinero pasa por manos de ciertos comisarios y jefes departamentales, no es un secreto que una parte va hacia más arriba. Hacia los mandos políticos.

Comentarios que circulan en La Plata aseguran que ese dinero no es recolectado por gente de Cambiemos, sin embargo, no ponen las manos en el fuego por 2das y 3ras líneas de la gobernación, donde sobrevivieron funcionarios de gestiones anterior. En realidad, se habla de personas que trascendieron los 8 años de gestión de Daniel Scioli, con los colores del Frente para la Victoria.

Son rumores. Como aquel que señala que la exposición que tuvo la revelación de los sobres de La Plata y sus consecuencias no fueron suficientes para que la recolección de dinero sucio por parte de algunos jefes departamentales cese.

En el conurbano bonaerense, por ejemplo, se dice que si el flujo de los adicionales hacia las departamentales se detiene peligran los ascensos de los efectivos de los escalafones inferiores.

De confirmarse todos estos rumores, se estaría ante un problema que ni Vidal ni Cristian Ritondo están visualizando en toda su magnitud.

¿Cuántos jefes de la Bonaerense aún se benefician de ese dinero sucio? Y, principalmente, ¿dónde termina la ruta del dinero que, dicen, aún alcanza a la política?

Desafíos que la gestión Vidal no debe desatender.

Deja un comentario