Murió una aspirante a la Policía Local y denuncian negligencia en la atención médica

Fuerzas de Seguridad

Sufrió un golpe en la escuela de formación, en Moreno, y falleció a los cuatro días. La polémica frase de la instructora

Andrea Nair Martínez era una cadete aspirante de la Policía Local en Moreno que murió el viernes 17 de julio luego de sufrir un accidente cuatro días antes mientras se encontraba en la Escuela Descentralizada de la Policía Local de ese distrito. Ahora, apuntan contra la negligencia en la atención médica y en la formación de los policías.

A raíz de un golpe con otra compañera, Martínez sintió fuertes dolores en el pecho, los cuales fueron desestimados por el personal encargado de la escuela, según denunció el diputado bonaerense de Progresistas Juan Carlos Juárez. La instructora a cargo le habría dicho a la aspirante: “Sos una maricona que no te bancás un golpecito”.

Si bien el diputado le exigió al gobierno de la provincia de Buenos Aires que explicite el plan de formación para la Policía Local, la familia de la víctima recae contra la negligencia médica. La joven fue atendida en los hospitales Mariano y Luciano de la Vega de Moreno y en el Vicente López y Planes de General Rodríguez. Allí, denuncian, no recibió la atención apropiada. Los médicos que la atendieron fueron suspendidos por tiempo indeterminado.

A raíz de esta situación el proyecto del candidato a diputado nacional pidió la nómina de agentes encargados de instruir la formación en la Policía Local de Moreno y solicitó, entre otras cosas, detalles de la cobertura médica que poseen los aspirantes en ocasión del entrenamiento y/o formación, como accesibilidad de ambulancias y centros de salud próximos al predio donde se da instrucción a los cadetes.

El diputado Juárez advirtió sobre la falta de atención primaria a aquellas personas encargadas de velar por la seguridad de los ciudadanos: “Por la tarea que les toca desempeñar, no poseen acceso inmediato a la salud, dejándolas en un estado absoluto de vulnerabilidad. Es decir, personas que desarrollan actividades en el marco del Estado no poseen ni siquiera el resguardo por parte de éste, lo cual resulta una paradoja absoluta”.

Fuente: Infobae

Deja un comentario