Thales lleva a Latinoamérica los sistemas con los que opera la Armada holandesa

Fuerzas Armadas Política Internac.

La empresa francesa Thales ha puesto sobre la mesa del mercado latinoamericano los mismos sistemas que monta la Armada holandesa en sus fragatas y que tan buenos resultados han ofrecido en la lucha contra el narcotráfico en el mar Caribe.

En una reciente visita realizada a la base naval de Den Helder de la Armada Real de los Países Bajos (Koninklijke Marine), Infodefensa.com ha podido acceder a las fragatas de la Clase De Zeven Provinciën. Estos buques son precisamente los mismos que Holanda despliega en el mar Caribe en defensa de las antiguas Antillas holandesas. Pues bien, estas fragatas están guiadas y protegidas por los mismos sistemas y radares con los que Thales pretende conquistar el mercado latinoamericano, concretamente a las armadas de Brasil, Perú, Colombia y Chile, que son los principales países de la región enfrascados en un proceso de modernización de sus flotas.

Tecnología de última generación

Las De Zeven Provinciën son cuatro embarcaciones (F 802-803-804-805) diseñadas para la defensa de mando y aérea altamente especializadas, así como para operaciones de superficie y antisubmarina. Sin embargo, son sus capacidades de guerra antiaérea las que más llaman la atención por la amplia variedad de medios y equipos con los que cuentan, entre ellos el sistema Thales SMART, como radar de vigilancia aérea de largo alcance, y el sistema Thales APAR (Active Phased Array Radar), como radar multifunción 3D que puede hacer seguimientos de objetivos en el aire a distancias superiores a los 150 kilómetros.

Según la Armada holandesa, estas fragatas son empleadas en una variedad de misiones, entre las que se destacan, a nivel internacional, la lucha contra la piratería y contra el narcotráfico, esta última especialmente en aguas del mar Caribe, donde realizan operaciones de vigilancia, defensa y control en beneficio de las antiguas Antillas holandesas, cuya defensa continúa siendo responsabilidad de Holanda pese al nuevo estatus de las islas alcanzado en 2010. Las fragatas protegen rutas, comercio y transporte y participan activamente en la lucha antinarcóticos, así como contra el tráfico de mercancías, armas, contra el terrorismo y también brindando pronta ayuda en gestión de crisis, operaciones de auxilio y socorro y asistencia humanitaria, contando para ello con tripulaciones altamente entrenadas y capacitadas.

Unos buques versátiles

Las De Zeven Provinciën son fragatas de las denominadas multimisión con desplazamientos de 6.050 toneladas. Tienen 145 metros de eslora por 19 metros de manga y un calado superior a los cinco metros. Están propulsadas por dos motores Diésel del tipo Wärtsilä 16V6ST y por turbinas de gas del tipo Rolls Royce Spey-SM1C, contando con cuatro generadores diésel del tipo GEC-Alsthom-Paxman que le permiten alcanzar velocidades máximas de hasta 29 nudos y una autonomía superior a los 4.000 millas náuticas.

La tripulación de estos buques está conformada por más de 200 oficiales y marinos que tienen a su disposición una serie de sistemas entre los que se destacan los radares Thales SMART-L y Thales APAR, el sistema infrarrojo de defensa anti-buque Thales SIRIUS-IRST, el sistema Thales Mirador, el sonar de casco Atlas Electronik DSQS-24C y medios de defensa como el cañón Oto Melara 127/64 mm Lightweight (LW), el sistema anti buque BIDS RGM-84 Harpoon, torpedos ligeros Mark-46 y sistemas VLS Mk.41, entre muchos otros que les permiten el desarrollo exitoso de la amplia variedad de misiones que les son encomendadas.

Fotos: Erich Saumeth

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

Deja un comentario