El Pro quiere que Cancillería y el Mercosur repudien la detención del alcalde de Caracas

Política

Diputados macristas impulsarán una declaración de rechazo al “violento” suceso y pedirán constituir una delegación del Parlasur en Venezuela. El radical Mario Negri exigió “cortar relaciones con Venezuela hasta que le pongan fin a estos arrestos propios de cualquier dictadura”.

Imagen: Facebook

Diputados nacionales del bloque Unión Pro manifestaron un fuerte repudio a la detención del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) de Venezuela.

Frente a lo que consideraron una “situación crítica” en ese país, los legisladores fueron los primeros en proponer distintas acciones para repudiar el “violento” suceso por canales institucionales.

En una conferencia de prensa en el Anexo de la Cámara baja, Patricia Bullrich, Sergio Bergman y Jorge Triaca anunciaron que pedirán la constitución “urgente” de una delegación del Parlasur en Caracas.

“Es fundamental que el Parlasur se constituya en Caracas para hacer cumplir su reglamento. Si bien nadie compara linealmente a la Argentina con Venezuela, hay que remarcar que nuestro modelo, el modelo de la presidenta, está basado en el modelo chavista”, afirmó Bergman, exintegrante del órgano legislativo regional.

Además, los diputados informaron junto a la presidenta de la Fundación LED, Silvana Giudici, que convocarán a la Comisión del Mercosur para impulsar una declaración solicitando el envío de veedores y la puesta en marcha de la cláusula democrática suscrita por el Mercosur.

Con ese fin, la comisión que preside otro macrista, Roberto Pradines, se reunirá el próximo martes a las 15 en la sala 7 del Anexo de Diputados, aunque los impulsores de la iniciativa reclamarán que el tema se trate el miércoles en el recinto.

Los diputados de Unión Pro también enviaron cartas a la ONU, la OEA y la UNASUR, solicitando envío de delegaciones de dichas instituciones a Venezuela.

Por último, mandaron otra misiva a Cancillería solicitando “la urgente intervención del Gobierno argentino ante la República Bolivariana de Venezuela, para la liberación del dirigente opositor”.

“El alcalde de Caracas ha sido encarcelado, ha sido acusado de golpismo. Una palabra que ha sonado reiteradamente en nuestro país los últimos días. Queremos que Cancillería saque una declaración clara y precisa condenando la violenta detención de Ledezma”, enfatizó Bullrich.

Por su parte, Triaca expresó que “hace un año que se llevaron preso al líder político Leopoldo López. Está claro que en Venezuela no se respetan las normas democráticas”. “Por eso, todas las fuerzas políticas, incluyendo el oficialismo, deberíamos exigir que se respeten y a su vez solicitar a la presidenta que haga una manifestación clara acerca de este tema”, agregó.

Otra legisladora del bloque, Cornelia Schmidt-Liermann, expresó a través de un comunicado que “hoy, más que nunca, aquellos que defendemos la democracia tenemos que estar unidos y sumar esfuerzos para defender la dignidad de los pueblos, ante el avasallamiento de gobiernos que no toleran pensamientos disimiles”.

La porteña solicitó “a la comunidad internacional y a los organismos multilaterales que actúen con celeridad para evitar más violencia y falta de garantías ciudadanas”.

En las cartas enviadas este viernes, los diputados denuncian que el alcalde fue “detenido en forma irregular, violenta y arbitraria, ante una nueva acusación de complot golpista por la sola publicación de un llamado al cumplimiento del Estado de Derecho, la democracia y los derechos humanos, ejerciendo la libre expresión”.

Por su parte, el presidente del bloque de diputados radicales, Mario Negri, denunció que “no pueden existir presos políticos en una democracia” y exigió que “Ledezma sea liberado cuanto antes y el gobierno venezolano pida disculpas a todo el pueblo venezolano y a la comunidad internacional”.

El legislador recordó también que “esta semana se cumplió un año desde que Leopoldo López fue apresado” y consideró que “dejar que estas acciones sucedan sin tomar cartas en el asunto es ser cómplice del arresto”.

“Todos los gobiernos latinoamericanos deben condenar las actuaciones de Maduro y cortar relaciones con Venezuela hasta que le pongan fin a estos arrestos propios de cualquier dictadura”, disparó el radical.

Fuente: www.parlamentario.com

Deja un comentario