El banco pagador de la deuda argentina apoya la jurisdicción de EE.UU y rechaza la europea

Política Política Internac.

El Bank of New York Mellon, que tiene bloqueados 534 millones de dólares para pagar una parte de la deuda argentina reestructurada, defendió hoy en una carta al juez estadounidense encargado del caso la jurisdicción de EE.UU. y rechazó las “amenazas” de denuncia en tribunales europeos.

La carta del BoNY asegura que “el tribunal (de Estados Unidos) tiene la autoridad para emitir la orden (de bloqueo de los fondos) y debería ejercer su autoridad en beneficio del Bank of New York Mellon, que no es parte (en la disputa) y que está comprometido con los requerimientos de esta corte y actúa en consonancia con ellos”.

La misiva responde a la que remitieron el 4 de agosto los tenedores de bonos europeos en la que apuntaban la posibilidad de denunciar al banco estadounidense bajo leyes europeas por no efectuar el pago y seguir las recomendaciones del juez Thomas Griesa, que instruye en EE.UU. el caso entre Argentina y los fondos especulativos.

Los tenedores europeos aseguraron que el Tribunal de Nueva York “carece de total autoridad” para frenar las decisiones de tribunales de otros países sobre el pago de bonos de deuda argentina emitidos bajo la ley de un país que no es Estados Unidos, en este caso el Reino Unido.

Ante estas responsabilidades legales en el extranjero, el BoNY muestra de nuevo su fidelidad a la ley de su país y asegura que “todas las partes y los que no son parte implicados (en el caso) están de acuerdo con que la retención del dinero del BoNY en sus cuentas respeta totalmente los requerimientos del tribunal”.

El BoNY remitió hace semanas una nota en la que pedía a Griesa aclaraciones sobre qué hacer exactamente con el dinero ingresado por Argentina el 26 de junio, pero aún espera respuesta más allá de la recomendación que el juez hizo en la vista del 27 de junio y que reiteró posteriormente.

Desde entonces, la entidad también ha comunicado a sus clientes que está “pendiente” de esa nueva orden cuya “naturaleza y fecha todavía no es conocida” y ha dicho a los tenedores de bonos que el banco “no hace recomendaciones y no da asesoría legal o de inversión” a los afectados.

Después de este comunicado, y sobre todo después de que Griesa permitiera a varios bancos y no al BoNY saltarse su cláusula de pago simultáneo a los tenedores de bonos de deuda reestructurada y a los de deuda sin reestructurar, los tenedores europeos decidieron escribir su carta en la que no admiten la jurisdicción de Griesa ni las medidas de retención del BoNY.

Fuente: http://www.expansion.com/2014/08/06/latinoamerica/1407345756.html

Deja un comentario