Michelle Bachelet designa altos cargos en Defensa e Inteligencia

Fuerzas Armadas Inteligencia Política Internac.

(Infodedefensa.com) Luis Vásquez, Santiago – Tras aceptar la declinación de Carolina Echeverría, cuya nominación para encabezar la Subsecretaría de las Fuerzas Armadas, una de los dos posiciones de viceministro del Ministerio de Defensa, la presidenta Michelle Bachelet nombró para ese cargo al abogado Gabriel Gaspar, quien se había desempeñado como subsecretario de Guerra (Ejército) durante el gobierno del ex presidente Ricardo Lagos (2000-2006).

Gaspar, quien se ha desempeñado también como embajador ante Ecuador y Cuba, es ampliamente conocido en círculos militares y reconocido como autoridad en los temas del sector, y es profesor de las academias de Estado Mayor del Ejército y la Fuerza, de la Academia de Estudios Políticos y Estratégicos (ANEPE) del Ministerio de Defensa, y también profesor de la Academia Diplomática que forma a los funcionarios del servicio exterior chileno.

La nominación de Carolina Echeverría había sido cuestionada y criticada, debido a irregularidades administrativas producidas durante su periodo en la desaparecida Subsecretaría de Marina, y también debido a las denuncias de situaciones de abuso, tortura y crímenes en
que habría estado involucrado su padre, oficial de Ejercito, durante la dictadura del general Augusto Pinochet.

Agencia Nacional de Inteligencia

En otro campo, el ex ministro del Defensa, ex secretario General de la Presidencia y ex ministro del Interior, Francisco Vidal (PPD), fue nominado para asumir como director de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), organismo de inteligencia civil encargado de proveer información para la toma de decisiones al más alto nivel político-estratégico, incluyendo temas de política exterior y seguridad interior.

Vidal, tendrá como prioridad la tarea de mejorar la coordinación entre el organismo civil y los servicios de inteligencia de las Fuerzas Armadas, cuyas actividades generan información residual útil a los cometidos de la ANI. Esa coordinación es parte de las tareas encomendadas a la ANI en la ley que creó ese organismo en el 2004, pero sin embargo la legislación no incluyó
autoridad para ejercer dicha función. La deficiencia pudo haber sido corregida en forma ejecutiva posteriormente, mediante decreto, pero ningún gobierno tomó medidas.

Se espera que Vidal use sus buenas relaciones con las Fuerzas Armadas, que son de gran cercanía, para hacer efectiva la coordinación entre los servicios de inteligencia civil y militar.

Foto: Ministerio de Defensa Nacional

Fuente: InfoDefensa

Deja un comentario