Absolvieron al sheij Abdala Madani.

Política Política Internac.

Estimados amigos y compañeros:

Ayer concluyó el juicio contra el sheij Abdala Madani que tramitó ante el Tribunal Oral Federal Nº 5 (TOF-5).

La causa se inició por una denuncia del fiscal de la causa AMIA Dr. Alberto Nisman, quién afirmó que el sheij Madani había cometido el delito de falso testimonio (en su variante de negativa a declarar) porque se negó a revelar el paradero del sheij Mohsen Rabbani (a quien el Dr. Nisman pretendió calificar de “prófugo de la Justicia argentina”) y el conducto por el que llegaban los fondos de una beca o subvención que Irán le envía a su mezquita ubicada en Cañuelas.

Gracias a Dios, logramos un éxito total:

1.- El fiscal del TOF-5, Dr. Oscar Fernando Arrigo, retiró su propia acusación inicial (inducida por la denuncia del fiscal Alberto Nisman) y pidió la absolución del acusado, aduciendo básicamente que, “con las pruebas presentadas, se había demostrado que el sheij Madani no tenía obligación de declarar en esos puntos porque si, lo hubiera hecho, habría perjudicado a su religión musulmana y a la comunidad islámica”.

2.- Aún así, el Tribunal me dio la palabra para expresar mi alegato en defensa del sheij Madani.

Luego de felicitar al fiscal Dr. Arrigo por su honesta conducta que lo llevó a retirar la acusación contra el sheij Madani, y dicho resumidamente, aduje que mi defendido debía ser absuelto por las siguientes razones:

2.1.- Porque el art. 244 del Código de Procedimiento ordena que “Deberán abstenerse de declarar sobre los hechos secretos que hubieren llegado a su conocimiento en razón del propio estado, oficio o profesión, bajo pena de nulidad: los ministros de un culto admitido; los abogados”, etc.

2.2.- Porque Madani había actuado como un objetor de conciencia. Es decir, la lealtad a su religión y a Dios lo llevó a negarse a declarar, obedeciendo la ley divina (o ley natural), aún cuando la ley civil le exigía lo contrario, conducta ésta que ha sido avalada hace años ya por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

2.3- Porque Madani había declarado que el sheij Mohsen Rabbani era para él “un verdadero padre, y sus hijos lo quieren como a un abuelo”, de modo que aduje la prohibición legal de testificar contra un familiar cercano, en este caso, su padre espiritual.

Finalmente, me explayé en las motivaciones políticas inconfesables que llevaron al fiscal Nisman a denunciar al sheij Madani, y a pedir la captura internacional del sheij Rabbani, respecto del cual demostré que no era un prófugo de la justicia, sino un inocente perseguido por las injusticias y arbitrariedades del Dr. Nisman.

3.- Finalmente el TOF-3, integrado por los doctores Ángel Gabriel Nardiello (presidente), Sergio Adrián Padusac y Oscar Alberto Hergott, en un fallo ejemplar e inatacable, decidió absolver al sheij Abdala Madani.

Hago notar que, por haber retirado el fiscal Arrigo su propia acusación, este fallo no tiene apelación posible ante la Excma. Cámara Nacional de Casación Penal.

Quiero compartir con todos ustedes la inmensa alegría de haber logrado la absolución de Madani. Quizás sea esta absolución (la primera que logramos en la causa AMIA) un indicio de que nos esperan tiempos mejores en esa investigación que había sido tan arbitraria hasta ayer.

Dios lo quiera.

Un abrazo.

JGL

.

Deja un comentario