Caso Milani: el Gobierno apunta contra la Justicia

Fuerzas Armadas Fuerzas Armadas Argentinas Política

Por Daniel Santoro

El secretario de Derechos Humanos dijo que allí tenían las pruebas.En un intento por deslindar responsabilidades penales y políticas, el secretario de Derechos Humanos, Juan Martín Fresneda, aseguró ayer que su cartera no es “un resorte fundamental” para informar al Gobierno y al Senado sobre el rol en la represión ilegal del jefe del Ejército, César Milani. “Existen otras áreas del Estado que deben hacerlo y colaborar con la Presidenta … Las causas contra Milani están en la Justicia desde hace 30 años ”, agregó Fresneda.

Se trata de la causa por la desaparición del soldado Alberto Ledo en Tucumán en 1976 que Milani, como subteniente, calificó falsamente en un acta como “desertor”, y la del secuestro y tortura del ex preso político Ramón Olivera en La Rioja en 1977. La primera la investiga el juez federal de Tucumán Daniel Bejas, y la segunda, el juez federal de La Rioja Daniel Herrera Piedrabuena.

“Me denuncian penalmente (…) por ocultar información, yo he brindado toda la información que tenía a disposición”, intentó defenderse el funcionario, que lleva un año en el cargo, es hijo de desaparecidos en la dictadura y miembro de la agrupación HIJOS.

El martes, los senadores radicales Gerardo Morales y Ernesto Sanz, entre otros, denunciaron a Fresneda ante el juez federal Sergio Torres. Lo acusan de “ocultar esta información en un claro incumplimiento de sus deberes legales como funcionario público, siendo imputable por el delito del artículo 248 del Código Penal”.

La denuncia contrasta con el documento firmado por el director del CELS, el periodista Horacio Verbitsky, con los antecedentes entregados por Fresneda a la comisión de Acuerdos del Senado el lunes. Allí, Fresneda aseguraba que “no se hallan antecedentes que vinculen al oficial superior propuesto con causas por violaciones de los derechos humanos y por acciones contra el orden constitucional”. Pero el CELS informaba sobre los casos Ledo y Olivera y afirmaba que la organización de derechos humanos ANDHES había entregado a la Secretaría de Derechos Humanos un acta con la declaración de Olivera que vincula a Milani con su secuestro y tortura. Ese informe del CELS dio vuelva la sesión del lunes de la comisión de Acuerdos y obligó a Cristina a postergar para después de las elecciones el pedido de ascenso de Milani de general de división a teniente general.

Los radicales sostienen en su denuncia: “Constatamos que otra copia de esta acta (de ANDHES) obraba en poder de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación”.

Fuente: Clarín

Deja un comentario