EL PAPA COMPAÑERO

Política Política Internac.

El kirchnerismo siempre apostó a la destrucción de la imagen pastoral y moral del cardenal Jorge Mario Bergoglio. Fue Néstor Kirchner quien lo tildó de ser el principal dirigente de la oposición porque el purpurado advertía acerca de los peligros que podían producir en la comunidad nacional la prédica disolvente, el avance de la corrupción y el ataque a las valores republicanos durante los primeros años del populismo oligárquico, que ha desembocado en el actual régimen prostituyente liderado por Cristina Fernández.

Kirchner para ensuciar a Bergoglio instó al ministro sin cartera Horacio Verbitsky a escribir libros difamatorios como así tambien innumerables libelos injuriosos en el diario Página/12. Y como si fuera poco para consumar su venganza del Cardenal Primado, en el Congreso de la Nación impulsó la ley de matrimonio igualitario montando una descomunal campaña sucia contra la Iglesia, a la que se asoció incesantemente con la última dictadura cívico-militar. Los camporitas quedaban afónicos cantando “Iglesia basura/ vos sos la dictadura”.

Sin embargo, Bergoglio se mantuvo firme, fiel a su misión pastoral y sin renunciar un tranco de pollo a su opción por los pobres desde un testimonio marcado a fuego por la humildad y la austeridad.

Creemos que la designación de Bergoglio como Papa de la Iglesia Católica Romana es una novedad impactante que conmoverá los cimientos de América latina. Habrá un antes y un después de Francisco en la región y el mundo. Ni qué decir en nuestro país. Con el transcurso de los días podremos analizar en su justa dimensión los beneficios que traerá aparejado el papado de un argentino justicialista, hincha de San Lorenzo y mejor amigo de los pobres y de los trabajadores.

Ha sido una bendición de Dios. Rezamos por Él.

LA SOLANO LIMA

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 13 de marzo de 2013.

Deja un comentario