Problemas en la atención a 5 prepagas

Política

Por Ismael Bermúdez

Desde esta semana las clínicas les aplicarán copagos o cupos en los turnos.

A partir de esta semana, sanatorios, hospitales de comunidad y clínicas “independientes” cobrarán copagos o postergarán el otorgamiento de cupos a los afiliados de las prepagas con las que no hayan acordado un incremento de sus aranceles superior al 7%. Entre ellas, están Swiss Medical, Medicus, Omint, Galeno y Medifé.

“Informamos a la opinión pública que no se van a ver afectados los pacientes que requieran de urgencias (consultas, cirugías, maternidades) ni aquellos con tratamientos crónicos (diálisis, oncología). Y que cada clínica, sanatorio u hospital privado aplicará su propia decisión sobre los pacientes como cobrar copagos o cortar los servicios a las empresas”, dijo a Clarín , Luis Cervio, directivo de ADECRA, la asociación que reúne a clínicas y sanatorios. Y agregó que no se incluyó a OSDE porque “nos aseguraron que ofrecerían un aumento mayor sin especificar de cuánto, pero recordando que cobran a mes vencido la cuota de sus afiliados y nos pagan a los prestadores entre uno y dos meses antes que las principales empresas de medicina prepaga”.

Cervio también señaló que “las 5 prepagas mencionadas enviaron, entre el viernes 7 y el lunes 10, correos electrónicos simultáneamente a todos los prestadores para comunicar que iban a reconocer solamente el 7% con vigencia septiembre 2012, en una clara postura de unión de fuerzas que se podría considerar una ‘cartelización’” .

En tanto, Claudio Bellocopitt, titular de Swiss Medical, aseguró a este diario: “Vamos a defender la atención médica de los afiliados derivando los servicios a nuestras clínicas o, en el caso de que alguna clínica cobre extras no autorizados, reintegrando los valores abonados”. No obstante, admitió que el problema mayor está en el interior del país donde las prepagas tienen pocas clínicas propias y derivan la atención a las “independientes”.

Bellocopitt señaló que las prepagas están siendo discriminadas porque mientras el PAMI y las obras sociales sindicales cobran las cuotas indexadas al salario, que creció en los últimos 12 meses un 25%, “a nosotros nos autorizaron sólo un 7%”. “Clínicas, sanatorios, hospitales de comunidad y prepagas tendríamos que ir a la Superintendencia con un planteo común y no pelearnos entre nosotros”. No obstante, las principales prepagas les adelantaron a las clínicas que si sus afiliados son discriminados van a dar de baja a los contratos. Y serán retirados de sus cartillas y reemplazados por otras entidades que acepten los valores calculados con el tope del 7%.

Fuente: www.clarín.com.ar

Deja un comentario