DROGA: “CIERTO RESPALDO JURIDICO ES RESPETABLE PERO ES FALAZ”, DIJO MONSEÑOR RUBEN O FRASSIA

Política

PARA EL OBISPO DE LA DIOCESIS AVELLANEDA-LANUS, LA DESPENALIZACION DE LA TENENCIA PERSONAL DE DROGA, SIGNIFICA : “ABRIR LA PUERTA A OTROS QUE VIENEN A COMERCIALIZAR, A OTROS QUE TIENEN QUE VENDER, A OTROS QUE TIENEN QUE PRODUCIR  Y A OTROS QUE SE ESTAN INSTALANDO EN EL MERCADO”.

Por Jackeline L. LUISI

En reportaje a AN54, Frassia, trajo a la memoria las viejas estadísticas que señalaban que nuestro país era un lugar de tránsito, y realizó una comparación con el momento actual.  “Hoy no solo es un país de tráfico sino de consumo. Esto es importante porque uno va a muchos países, sobre todo Latinoamericanos, y sabe perfectamente como han nacido, como se han gestado y como están terminando. Léase Colombia y México que realmente son muy preocupantes. Estos mercados, esta praxis tienden a extenderse y en forma organizada.

Con respecto a la intención de algunos políticos de despenalizar la tenencia para el consumo de droga personal, Monseñor opinó: “A veces se amparan en leyes que parecen comprensivas pero que están abriendo las puertas a una instalación más firme todavía. Sabemos que la droga es la industria del oro blanco y los daños que ocasiona. Como erosiona a la familia, a la juventud y sobre todo a los niños;  porque están ampliando el mercado.  El consumo de hoy asegura a los clientes fijos del mañana”. Además manifestó falta de comprensión hacia  los legisladores que llevan este proyecto adelante.

Ad referéndum del combate de este flagelo, Frassia precisó que es  importante preocuparse de los que hacen el traslado, pero lo que interesa aún más; son los grandes imperios y las grandes mafias que están detrás.

Considera que para avanzar en el tema y en serio, debe existir una acción conjunta de Organismos locales, Nacionales e Internacionales. Puntualizó que la primera medida es un Sistema Preventivo, habida cuenta de los submundos que existen detrás de todo este tema; como así también pidió que se proteja a quienes brindan información sobre la ruta de la droga.

Al preguntarle  por la actividad de la Iglesia como aporte a este tema, Monseñor nos aclaró que la Institución no tiene por objeto el mismo. “La Iglesia no es una entidad de ejecución”-dijo-, pero sí destacó que hace mucho al respecto y ve como lamentable el daño tremendo que se le hace a la gente y a la sociedad con la droga.  Además nos ilustró con  las tareas que realizan, desde equipos que trabajan recopilando información en lugares claves para el consumo, hasta un centro de día que sirve para rehabilitar al adicto.

Arribando al final de la entrevista Nuestro Obispo remarcó que si bien el estado está haciendo algo, se tendría que trabajar con mayor realidad en todos los niveles. Planteó la existencia de grandes  carencias, que deben palearse con esfuerzos concretos.

Un mensaje claro a destacar de la charla, es la postura firme, seria y comprometida de quien dirige el destino de nuestra Diócesis, con respecto al combate de la droga. Sostener con fuerte convicción que la droga quita dignidad y hace mal no sólo a quien la consume sino a su familia y amigos, fue clave en las palabras de Monseñor. Que la droga es parte de un plan que debilita a la célula madre que es la familia ,descentralizándola, atomizándola, fragmentándola y dividiéndola para que sea un caldo de cultivo para estos flagelos.

Como cierre, abrazó y contuvo a los jóvenes de esta forma: “Estímense. Valen. Son muy importantes. No tienen que recurrir a esto que de alguna manera, es un tobogán hacia abajo. No acepten convivir con ninguna droga, no la necesitan, ni para sentirse mejor, ni para sentirse más hombre, ni para estar entusiasmado. La euforia se encuentra en la vida misma, en lo que cada uno debe lograr y con el trabajo digno.

Y prácticamente fue un pedido de Frassia, cuando expresó: “Hay que ponerle a los males concretos, remedios concretos. No existen enfermedades aquí, sino enfermos. Nuestra sociedad tiene que ver quiénes son los enfermos y qué remedios estamos aplicando. No se resuelve el problema colocando la basura debajo de la alfombra (en alusión a las leyes que quieren sacar).

COMENTARIO DE LA PERIODISTA: Gracias Monseñor por ser como es.. Necesitamos hombres y mujeres dignos y con fuertes convicciones como Usted para poder enfrentar  estos flagelos que azotan a nuestra Patria y a la Humanidad entera. Dios lo bendiga y el Santo Manto de María lo proteja

Por Jackeline L. LUISI

Deja un comentario