Binner: “Boudou debe demostrar que es inocente”

Política

Uno en contra, otra a favor. El vicepresidente Amado Boudou recibió ayer duras críticas por parte del presidenciable socialista Hermes Binner y la cerrada defensa de la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, en relación con la causa que lo investiga por el caso de la imprenta Ciccone .

Mientras el ex gobernador de Santa Fe afirmó que el vicepresidente “tiene que demostrar que lo que se dice de él es mentira”, la titular de Madres lo definió como “un gran hombre”, aunque deslizó también que “el Gobierno enfrenta todavía mucha corrupción”.

“Hay preocupación por la alta investidura que representa quien está sospechado de una situación, que si se confirma lo que se comenta, es un acto delictivo”, dijo Binner, en declaraciones radiales reproducidas por la agencia de noticias DyN. “Para nosotros es una realidad absolutamente complicada. ¿Quién tiene que actuar aquí? La justicia”, sostuvo el ex mandatario provincial, para después afirmar que el compañero de fórmula de Cristina Kirchner “tiene que demostrar que lo que se dice de él es mentira”. Las críticas de Binner al Gobierno se contraponen con la postura conciliadora que su propio compañero de partido, el gobernador santafecino Antonio Bonfatti, tiene con la Casa Rosada.

Como contrapartida, el vicepresidente recibió apoyo por parte de la titular de Madres de Plaza de Mayo, que, en una extensa entrevista que le hizo el diario Tiempo Argentino, expresó: “Todo lo que hacen es contra la Presi [sic], por más que lo ataquen a Boudou”, a su regreso de un viaje de diez días por Venezuela.

La titular de la Fundación Madres, involucrada en el escándalo de la construcción de viviendas sociales a través de la empresa Meldorek, dedicó un largo párrafo a ensalzar en términos personales a Amado Boudou. “Se portó como un compañero, no como un ministro o un vicepresidente. En el momento más difícil y cuando yo lloraba mucho él me decía: «No llores porque no quiero que te enfermes», y venía a mi casa como si fuera un compañero. Es un gran hombre”, dijo, en relación con la crisis que vivió la fundación de las Madres luego de su pelea con Sergio Schoklender.

Corrupción

En otro tramo de la entrevista, Bonafini sorprendió al opinar que “todavía hay mucha corrupción” en el país, aunque afirmó: “Eso es algo que les pasa a todos los gobernantes latinoamericanos, a Evo [Morales], a Chávez, a [Rafael] Correa”. Y también afirmó: “Si [el modelo nacional y popular] fracasa, es por culpa nuestra, no por la Presidenta. Si el proyecto fracasa, es por culpa del pueblo y de algunos que gobiernan, pero no de Cristina”.

Quien también habló ayer, y para criticar a su sucesor en el cargo, fue el ex vicepresidente Julio Cobos. Desde Mendoza, el dirigente radical reclamó a la Justicia “una pronta definición” que determine si Boudou debe ser procesado en la causa de la ex Ciccone, en la que el fiscal Carlos Rívolo lo investiga por negociaciones incompatibles con el ejercicio de funciones públicas.

“No fue claro porque primero dijo que no tenía nada que ver, que no conocía a nadie y que nunca tuvo relación con esto. Y después apareció la declaración de [Ricardo] Echegaray que, de alguna manera [confirmó que] estaba en conocimiento del tema. Tuvo que desdecirse y salir a aclarar de otra forma”, fustigó el ex compañero de fórmula de Cristina Kirchner sobre la actitud de Boudou en el caso. “Esto no le hace bien a nadie: ni al propio vicepresidente ni al país ni a la Presidenta”, dijo Cobos, hoy retirado de la actividad política y dedicado a su profesión de ingeniero..

Fuente: La Nación

Deja un comentario