Docentes piden aumento del 28% y amenazan con medidas de fuerza

Política

Los cinco gremios que agrupan a los docentes a nivel nacional acordaron ayer una posición común ante el inminente arranque de las negociaciones paritarias con el Gobierno y anticiparon que reclamarán un nuevo piso salarial de $ 3.000 para la actividad, lo que representa un incremento en torno al 28%, bastante superior a la oferta de una suba de 18% que el ministro de Educación, Alberto Sileoni, adelantó a los sindicatos en los últimos días. Además, los representantes sindicales de los maestros amenazaron con definir medidas desde la próxima semana si el Ejecutivo continúa postergando la convocatoria oficial a discutir las subas salariales para el sector.
“Vamos a esperar hasta el jueves por una definición, pero si no hay un llamado se van a tomar medidas”, advirtió a este diario el dirigente Sergio Romero, titular de la Unión de Docentes Argentinos (UDA), al término de la reunión que los cinco gremios del sector mantuvieron ayer en la sede de Sadop.
De ese encuentro, además de Romero, participaron la titular de Ctera, Stella Maldonado, y los dirigentes Fabián Fellman (CEA), Jorge Dobal (Anec) y Mario Almirón (Sadop). Durante la reunión, los cinco gremios acordaron unificar el reclamo salarial que llevarán a la mesa de la paritaria nacional, donde pedirán por un salario inicial de $ 3.000, lo que implica un aumento del 28% sobre el actual piso de $ 2.340. El planteo de la representación nacional de los docentes también abarcará la propuesta de incorporación al acuerdo de una cláusula específica que permita revisar el incremento acordado durante el segundo semestre del año.
Por otra parte, desde los gremios también anticiparon que le solicitarán a las autoridades nacional la eliminación de los topes salariales para cobro de las asignaciones familiares y un aumento de los beneficios. “Hay que asegurar que todos los docentes lo cobren, porque hoy no lo reciben la mayoría de los trabajadores”, explicaron.
A su vez, Romero remarcó que su organización sindical aprovechará las negociaciones para insistir con la necesidad de reducir la carga del impuesto a las Ganancias sobre los salarios docentes.

Descuentos

Por otra parte, durante el encuentro en Sadop, los dirigentes docentes expresaron su profundo malestar por la decisión del Gobierno de no liquidar en enero una suma de $ 40 correspondiente al Fondo de Incentivo Docente, cuyo pago se había pactado en las paritarias de 2011. “La verdad es que estamos muy enojados porque si bien la paritaria venció el 31 de diciembre, el año pasado se había mantenido la liquidación del incentivo y esta vez no fue así”, criticó Romero, a la vez que consideró que la medida oficial constituye claramente “una rebaja salarial” porque el piso salarial disminuyó a $ 2.300.
La paritaria docente resulta una negociación clave para las aspiraciones de la administración kirchnerista de asegurar aumentos salariales moderados con un techo de entre el 18% y 20%. Ese objetivo sumado a la importante brecha que separa la oferta oficial del reclamo de los gremios del sector postergó hasta ahora el inicio formal de las negociaciones, situación que pone en serio riesgo el normal inicio del ciclo lectivo el próximo 27 de febrero. Ocurre que una vez acordada la paritaria nacional, el incremento establecido debe ser replicado en la mayoría de las provincias.

Fuente: http://www.cronista.com/

Deja un comentario