Crimen de Candela: Burlando insiste en que mataron a la niña por venganza

Narcotráfico

El crimen de Candela Rodríguez fue por “una venganza” y “ajuste de cuentas” relacionados con “el narcotráfico”, reiteró este viernes Fernando Burlando, abogado de Carola Labrador, madre de la niña asesinada en agosto pasado en el partido bonaerense de Hurlingham.

Burlando hizo estas declaraciones luego de conocerse que el fiscal Marcelo Tavolaro definió al presunto autor material del homicidio, Hugo Bermúdez, como un “psicópata sexual” en base al testimonio de sus amantes que relataron que les tapaba la boca y la nariz al tener relaciones.
Tavolaro indicó en su pedido de prisión preventiva, para seis de los siete detenidos por el asesinato, que habría sido “una venganza no convencional” contra el padre de la nena, Lauriano Rodríguez, detenido hace un año y medio por piratería del asfalto.
“Es una venganza, es un ajuste de cuentas, que sea convencional o no… en los ajustes de cuentas no hay cuestiones. Es un criterio de la Fiscalía, en los ajustes de cuentas no hay nada de lógica”, señaló Burlando respecto al análisis de Tavolaro sobre el crimen.
Durante una entrevista en Radio 10, el letrado insistió que “la información que está en tela de juicio tiene que ver con narcotráfico”.
Luego, ratificó que “falta (detener) gente” en la causa y puntualizó que el fiscal Tavolaro “agregó un pedido de detención más para Alejandro Jara, que sería la persona que supuestamente habría abordado a Candela”, el 22 de agosto cuando la niña salía de su casa de Villa Tesei, partido de Hurlingham.
Burlando explicó que el homicidio tuvo que ver con “un ajuste de cuentas o traición, que tiene que ver con una cuestión de información que fue brindada por (Héctor) Moreira -quien está señalado como supuesto autor intelectual del hecho-. Dentro del ámbito callejero, de la delincuencia y el hampa, existían comentarios que tenían que ver de que el padre de Candela se había quedado con ‘un vuelto’ o dinero”.
En tanto, el abogado defendió a Labrador al sostener que “las esposas de los que se dedican a cometer delitos normalmente no saben cuál es la actividad de sus maridos”.
“Es algo normal, las últimas en enterarse de las actividades de sus maridos son las esposas de los delincuentes”, aseveró Burlando.

Deja un comentario