Garre anunció una mejora de la seguridad con más efectivos y equipos en la Ciudad

Política

Quinientos efectivos de la Policía Federal reforzarán las zonas sensibles al delito en la Capital Federal, en una primera etapa del Plan de Seguridad Urbana que anunció la ministra de Seguridad, Nilda Garré, y que incluye a otros 600 efectivos, y la reasignación de paradas y patrullas con motos.La ministra afirmó que con estos policías, que custodiarán las principales zonas de peligrosidad delictiva de la ciudad, se aumentará en “un ciento cincuenta por ciento el servicio nocturno y en un cuarenta por ciento el diurno”.

“Como se ve, es un gran esfuerzo pero, también, una reprogramación inteligente para cubrir necesidades que nos ha planteado la gente, atendibles y justas, y que nos está indicando la evolución del mapa del delito en cada lugar”, señaló.

En ese sentido la ministra comentó que para elaborar el plan se tomaron tres criterios: “Primero las demandas de los vecinos, segundo el mapa del delito y tercero las modalidades de vigilancia que cada zona requiere”.

Garré destacó que el plan que comenzó ayer “es un complemento del operativo Unidad Cinturón Sur”, que desplegó 2.500 efectivos de Gendarmería y de Prefectura en jurisdicciones de seis comisarías de la zona sur de la Capital Federal.

A estos 500 efectivos destinados ayer a 17 seccionales de la zona centro, que reforzarán horarios y lugares (escuelas y espacios verdes, por ejemplo) señalados por las tareas de inteligencia efectuadas sobre el delito y por las organizaciones de vecinos, el mes próximo se sumarán otros 600.

“Se completará así el aumento de la seguridad en todas las comisarías porteñas”, destacó la ministra en una conferencia de prensa que realizó en la sede de la Superintendencia de la Policía Científica, en Azopardo 650.

Durante la presentación Garré explicó que el plan se instrumentó “a partir de nuevos mapas del delito y por las indicaciones que los vecinos elevaron a las Mesas Barriales de Participación Comunitaria en Seguridad”.

“Un componente muy importante de este despliegue -destacó Garré-, es el patrullaje móvil que realizarán las nuevas motocicletas Yamaha entregadas por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner el lunes pasado a la Policía Federal”.

Según señaló la ministra, “estas patrullas operarán en escuadras de tres. Dos de las motos patrullarán con un conductor y la tercera irá bitripulada, con un agente que será quien haga los controles en las zonas designadas (bancarias y otras) por el mapa del delito”.

Este programa fue puesto en marcha a partir de la creación, por resolución ministerial 2777, de la Dirección General de Servicios Federales Motorizados dependiente de la Superintendencia de Seguridad Metropolitana, que coordinará el trabajo de toda la flota de motos de la institución.

Además, este sistema que se aplicará “ya no reposa en decisiones autónomas de las comisarías para el despliegue de su personal en la vía pública, sino en una planificación ajustada a los requerimientos de cada jurisdicción”.

De esta forma, “se garantizará más presencia policial pero en los lugares que estén y no en los lugares que puedan obedecer a decisiones erróneas o interesadas”.

“El patrullaje no va a ser con paradas estáticas, en un lugarcito determinado, sino que va a haber un desplazamiento de doscientos metros de esa patrulla, para que la zona que abarque sea más amplia y garantice más protección, más presencia”, dijo.

Explicó que “esta nueva iniciativa, ordenada por la presidenta de la Nación, aplica criterios de racionalidad, sistematización y maximización de recursos humanos y materiales a la asignación de las paradas policiales”.

“De esta forma, se aplica un incremento significativo de la presencia policial, de día y también por la noche, en los puntos más críticos de la ciudad que va a tener presencia policial en todas las zonas”, dijo la ministra.

Finalmente, Garré indicó que “la planificación puesta en marcha será supervisada por una comisión especial creada por el Ministerio de Seguridad, e integrada por funcionarios policiales y de todas las áreas de la cartera.

En tanto, consideró que “la seguridad democrática está basada en que haya unas fuerzas de seguridad sin autonomía, bien equipadas y profesionales; una sociedad menos conflictiva por las políticas del conjunto del Estado; y una mayor participación del ciudadano”.

Garré realizó estas últimas declaraciones esta mañana, en el Teatro Roma del partido bonaerense de Avellaneda, donde participó de un acto junto al intendente local, Jorge Ferraresi, y el rector de la Universidad de ese distrito, Jorge Calzoni.

Sobre la “problemática de la seguridad” la ministra sostuvo que “antes se entendía que la seguridad era el uso de la fuerza”, mientras que en la actualidad “se comprende como un problema que tiene muchas causas”.

Fuente: Télam

Deja un comentario